(+34) 958 20 92 67     medicalpur@medicalpur.com

Nuestro primer objetivo es mantener, y en su defecto conseguir, la salud dental. Además de disfrutar de unos dientes sanos, funcionales y cómodos, en la actualidad existen técnicas que permiten conseguir unos dientes y encías bonitos a cualquier edad.

A continuación os detallamos algunos de los problemas más comunes en estética dental y sus soluciones:

Dientes oscuros

Blanqueamiento externo: mediante la aplicación de un gel blanqueador de forma doméstica durante varios días obtenemos un blanqueado notable de los dientes propios. Se puede combinar este tratamiento con fases en la consulta dental, aplicando geles blanqueadores a concentraciones mayores y activándolos con calor, láser o luz ultravioleta.

Blanqueamiento interno: está indicado para aquellos dientes que se han oscurecido con respecto a los adyacentes, ya sea después de un tratamiento de conductos (endodoncia/matar el nervio) o por otras causas. Es un tratamiento indoloro que se realiza en el consultorio dental y puede requerir varias visitas.

Dientes con formas irregulares, tamaño alterado y presencia de espacios oscuros entre los dientes

Carillas de composite: consiste en aplicar sobre los dientes un material de su mismo color que se moldea dándole la forma deseada y que se adhiere a la superficie dentaria con un grabado ácido. No es necesario colocar anestesia local puesto que es un procedimiento totalmente indoloro y reversible, pudiéndose modificar si lo consideramos necesario. De esta manera, conseguimos dar a los dientes la forma y el tamaño que deseemos de manera sencilla y nada agresiva.

Carillas de porcelana: son delgadas láminas de porcelana que se cementan a los dientes dándoles la forma, tamaño y color deseados. Es necesario rebajar ligeramente el grosor del diente, tomar medidas y mandarlas al laboratorio de prótesis dental para que fabriquen la carilla, que posteriormente se cementa a la superficie del diente. Es un proceso irreversible.

 

Dientes que muestran la raíz con encías retraídas

Ante una boca con raíces expuestas, debemos averiguar la causa. Son dos: o bien una infección de encías (periodontitis) o bien un cepillado excesivo que erosiona la encía e incluso la raíz. Una vez corregida la causa, se evaluará la posibilidad de cubrir la raíz. Las indicaciones para este tratamiento están relacionadas con que el diente esté hipersensible al frío o calor, moleste al cepillar por carecer de suficiente encía o su aspecto esté estéticamente comprometido (diente largo-espacio entre dientes-triángulos negros). Hay tres opciones de tratamiento en función de las características de cada paciente.

Injerto de encía: se realiza mediante una pequeña intervención quirúrgica con anestesia local, utilizando técnicas de microcirugía. En la mayoría de casos, es necesario tomar un poco de encía del paladar e injertarla en la zona en la que pretendemos recubrir la raíz. Es un acto quirúrgico muy poco traumático que se tolera muy bien. El postoperatorio es excelente, y las molestias prácticamente inexistentes Reposición coronal de la encía existente: para aquellas situaciones en las que la cantidad de encía presente en el/los dientes afectados sea suficiente, se realiza una microcirugía bajo anestesia local en la que se “desplaza” la encía existente ya sea con ayuda de un injerto o sin él, fijando la nueva posición de la encía que tapa la raíz mediante una microsutura. Raramente precisa la ingesta de analgésicos, y se acompaña ocasionalmente de una mínima inflamación externa y/o hematoma Carillas y/o Composites.

 

Dientes pequeños (desproporción con lo que se muestra de encía)

Gingivectomía correctiva o alargamiento de corona: indicada en aquellos casos en los que la sonrisa muestra un exceso de encía mediante una microcirugía bajo anestesia local que en ocasiones ni siquiera precisa microsuturas, mostrando una sonrisa mucho más bonita y unos dientes más grandes.

 

Dientes mal posicionados y alteraciones de la “mordida”

En estos casos, la ortodoncia es el tratamiento más adecuado.

No obstante, si la malposición de los dientes no es exagerada, es decir, no está muy alejada de su posición correcta, podemos realinearlos cambiando la forma de los dientes aplicándoles un material de su color, de tal manera que parezca que están en su posición correcta. Para conseguirlo, añadimos composites a los dientes y les damos el grosor y la forma que deseamos hasta conseguir simular que realmente están correctamente alineados.

En la actualidad, la ortodoncia invisible nos permite corregir malposiciones leves con alineadores inapreciables a la vista.

 

Dientes desgastados

Podemos darles su forma y tamaño original con las carillas y los composites. Hay que identificar y tratar en lo posible las causas que provocan los desgastes dentales (bruxismo, reflujo gástrico, bulimia…).

Es necesaria la colocación de un protector bucal nocturno para proteger las restauraciones.

 

Encías oscuras (Melanosis Gingival)

Existen diferentes técnicas microquirúrgicas para la eliminación del exceso de melanina u oscurecimiento de las encías. De todas las propuestas de tratamiento para la eliminación del exceso de pigmento, la aplicación del láser es la más cómoda, indolora, eficaz y segura tanto para el paciente como para evitar las posibles recaídas. También se pueden eliminar las manchas oscuras mediante gingivoabrasión.

Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia en nuestro sitio. Seguir navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.